Facebook Twitter Google +1     Admin
Facebook Twitter Google +1     Admin
style="cursor:url(http://images.bigoo.ws/content/cursor/animal/animal_13.cur);">

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris



Mundo Marino






Temas

Enlaces


“Afuera del mar y sobre él puede reinar la injusticia del tirano... ...En sus profundidades, sólo el orden natural, donde no caben dictadores…”
Julio Verne




"VIDEOS MARINOS"

Nacimiento de un delfín




Organismos luminicentes...




Surfing extremo



The Humane Society of the United States


subir imagenes




Support WWF

Se muestran los artículos pertenecientes al tema Ecología marina.

Basura en el mar

20060704211042-0121-e.jpg

  MADRID (AFP) - La organización ecologista Greenpeace denunció este miércoles que 6,4 millones de toneladas de basura contaminan anualmente los mares del mundo y reclamó una política de 'residuos cero'. Además, presentó un informe titulado Basuras en el mar, que denuncia la contaminación marina.

  "Los mares y sus criaturas se ahogan en plástico", afirmó Juan López de Uralde, director de Greenpeace-España al presentar un informe titulado Basuras en el mar, que denuncia la contaminación marina, agravada en los últimos 30 años. Según Greenpeace, que reclama una "política de residuos cero para empezar a reducir" la contaminación, el mayor problema es la "basura flotante, que está constituida en un 90% por residuos plásticos". En la fauna marina el impacto de esta contaminación provoca "estrangulamiento e ingestión".

  "Se ha comprobado que el 98% de los fulmares (un ave marina) del mar del norte tienen restos de plástico en sus estómagos", dice Greenpeace a modo de ejemplo, refiriéndose a la forma en que la contaminación con basura afecta a esas aves marinas semejantes a las gaviotas. "Los impactos no son sólo ecológicos.

  La basura en el mar tiene efectos sobre la salud humana, económicos o daños en la navegación", afirmó además la entidad ecologista.

   Más información (links):
 
El fondo del Pacífico está cubierto por alfombra de desechos de plástico
  Datos de las ciudades por las que el planeta sufre
  Estudios confirman que la contaminación puede provocar mutaciones genéticas
  Caspa, proteínas y células muertas contaminan el ambiente
  Finalizó el Foro Mundial del Agua: Controversia por el manejo del agua
  El abastecimiento de agua se reducirá un tercio en 20 años

04/07/2006 13:45. guillermo-jb2000 #. Ecología marina No hay comentarios. Comentar.

Derrames Petroleros “Buque Prestige”

20060706224122-prestige-derrame-g.jpg

  Las descargas accidentales y a gran escala de petróleo líquido son una importante causa de contaminación de las costas. Los casos más espectaculares de contaminación por crudos suelen estar a cargo de los superpetróleos empleados para transportarlos, pero hay otros muchos barcos que vierten también petróleo, y la explotación de las plataformas petrolíferas marinas supone también una importante aportación de vertidos.   

  Se estima que de cada millón de toneladas de crudo embarcadas se vierte una tonelada. Entre las mayores mareas negras registradas hasta el momento se encuentran la producida por el petrolero Amoco Cádiz frente a las costas francesas en 1978 (1,6 millones de barriles de crudo) y la producida por el pozo petrolífero Ixtoc I en el golfo de México en 1979 (3,3 millones de barriles). 

  El vertido de 240.000 barriles por el petrolero Exxon Valdez en el Prince William Sound, en el golfo de Alaska, en marzo de 1989, produjo, en el plazo de una semana, una marea negra de 6.700 km2, que puso en peligro la vida silvestre y las pesquerías de toda el área. Los vertidos de petróleo acaecidos en el golfo Pérsico en 1983, durante el conflicto Irán-Irak, y en 1991, durante la Guerra del Golfo, en los que se liberaron hasta 8 millones de barriles de crudo, produjeron enormes daños en toda la zona, sobre todo por lo que se refiere a la vida marina.    

  En enero de 2000, el petrolero Erika vertió más de 37.000 toneladas de combustible pesado en las costas de la región francesa de Bretaña, causando la mayor tragedia ornitológica del atlántico europeo. En noviembre de 2002, el vertido de fuel derramado por el petrolero Prestige frente a las costas gallegas provocó una grave catástrofe económica y medioambiental. La marea negra alcanzó también las aguas del Cantábrico, llegando a Asturias, Cantabria y el País Vasco, así como a las costas francesas.  

  El petrolero “Prestige”, un buque monocasco con 77.000 toneladas de petroleo en sus bodegas, se rompió en dos, sumergiéndose frente a las costas gallegas en noviembre de 2002, provocando una catástrofe ecológica sin precedentes en las costas españolas (la foto corresponde a un voluntario llenando un cubo con el fuel que cubre las rocas de una playa, en la localidad gallega de Muxía). 

06/07/2006 15:37. guillermo-jb2000 #. Ecología marina No hay comentarios. Comentar.


El ser vivo más grande del mundo

20060808214525-posidona-e.jpg

  Una planta marina de ocho kilómetros, el ser vivo más grande del mundo.  

  Un estudio científico ha determinado la existencia en Formentera (Islas Baleares, España) del ser vivo que podría ser el más grande del mundo, una planta marina llamada Posidonia, de 8 kilómetros de extensión, cuyas diversas ramificaciones provienen de la misma semilla o mismo individuo genético.  

  Así lo ha determinado los científicos que desarrollan el proyecto "Conservación de praderas submarinas", patrocinado por la Fundación BBVA y en la que participan el Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea) y diversas universidades internacionales.  

  Este estudio, según ha explicado hoy el investigador del Imedea Carlos Duarte, junto con las investigadoras de la Universidad del Algarve (Portugal) Sophie Arnaud y de la Universidad de las Islas Baleares (UIB), Salud Deudero, ha mostrado la vulnerabilidad de las praderas marinas, en especial la Posidonia, a las prácticas locales, como el turismo o la pesca, y a motivos globales como el calentamiento del planeta. Esto supone que las praderas marinas desaparecen a un ritmo de un 1 y un 2 por ciento al año, índice que asciende al 5 por ciento en el mar Mediterráneo, en el cual Baleares contiene el 5 por ciento de la Posidonia existente.    

  Así, en Formentera se ha encontrado este ejemplar de 8 kilómetros de largo, que tiene más de 100.000 años de edad y está situada en Illestas Es Pujols. Además de que entre la isla e Ibiza se encuentra la pradera continúa más grande de Posidonia del Mediterráneo, con una superficie de unos 700 kilómetros cuadrados. La existencia de estas praderas se ha podido determinar mediante marcadores genéticos, así como otros de un kilómetro de longitud que se han localizado en Campello (Alicante), Chipre (Grecia) y Sicilia (Italia).    

  Conservación del ecosistema marino    

  Además, el proyecto, que ha reunido a unos 25 investigadores en la estación científica del Faro de Ses Salines (Mallorca) en mayo, ha determinado el importante papel que juegan las praderas marinas, en la conservación de los ecosistemas (contienen hasta 400 especies de organismos vivos) y la regeneración de playas, entre otras cosas. Son praderas que crecen hasta 40 metros de profundidad en el mar y se caracterizan por ser las plantas más longevas del planeta, por lo que algunas tienen más de 100.000 años de antigüedad, un aspecto que dificulta su regeneración porque requieren de tiempo para crecer.    

  En consecuencia, Duarte ha alertado sobre el ritmo vertiginoso al que están desapareciendo, no sólo por el turismo sino por otros aspectos como los vertidos al mar o la construcción en la costa y el calentamiento global. Aun así, Duarte opina que la Posidonia no desaparecerá, ya que hay grandes extensiones marinas (unos 50.000 kilómetros cuadrados en el Mediterráneo), pero que sí se está extinguiendo de zonas concretas, lo que afecta muchísimo a los ecosistemas, por lo que es necesaria una "política integrada" y a largo plazo para evitar que se dañe la población existente.     

08/08/2006 14:49. guillermo-jb2000 #. Ecología marina No hay comentarios. Comentar.

Diversas características de organismos en ambientes oceánicos

20061012014138-20061007021753-arrecife-cancun.jpg

 

 

   La vida de los organismos depende fundamentalmente de la presencia de agua, oxígeno y bióxido de carbono, que sólo se encuentran en las capas inferiores de la atmósfera y en las aguas.

  Los seres vivos que ocupan tanto la atmósfera como los océanos que cubren la corteza de nuestro planeta forman la llamada biosfera o biota.

  Los mares son considerados como la cuna de la vida. Los organismos que los pueblan son muy variados, por lo que es difícil proporcionar una visión completa de ellos. La biología marina se ha encargado de estudiar los fenómenos que se presentan en los seres marinos, tratando de generalizarlos para establecer sus leyes, y de investigar las causas que los producen.

  Todo organismo habita en un medio ambiente determinado, constituido por el conjunto de seres vivos y por los factores físico-químicos que lo rodean e influyen directa o indirectamente sobre él. Si el organismo se encuentra adaptado al medio realizará de manera normal sus funciones. Todos los seres vivos deben alimentarse, respirar, sintetizar nuevas moléculas orgánicas y eliminar los productos metabólicos no requeridos, así como crecer y reproducirse.

  Existe un flujo de materiales dentro y fuera de cada ser vivo. Aún más, los organismos están experimentando sustituciones y cambios evolutivos continuos; por ejemplo, los animales y vegetales de un periodo geológico pueden ser completamente diferentes a los de otro, además, ejercen distintos efectos sobre su medio ambiente y sobre los demás organismos. Por tanto, los seres vivos tienen que estar interaccionando con las condiciones que presente el medio donde habitan.

  En la actualidad se considera que la vida se originó a través de una serie progresiva de reacciones de síntesis; combinándose los átomos para formar compuestos simples, y éstos a su vez compuestos más complejos, los cuales se organizaron y estructuraron a las primeras células.

  Considerando que la edad del planeta es de 5 000 millones de años y que se cree que las formas primitivas de vida aparecieron hace 3 500 millones de años, se puede concluir que las etapas preparatorias para la aparición de la vida requirieron para desarrollarse de más o menos 1 500 millones de años.

  Se piensa que los seres vivos se originaron gracias a las propiedades físicas y químicas que imperaban en la Tierra primitiva, aunque los científicos sólo han podido demostrar parcialmente el proceso. El estudio de los virus, las bacterias y otros organismos poco evolucionados que existen en la actualidad, ha permitido establecer las teorías para tratar de explicar el origen de los seres vivos.

  También otras ciencias, como la astronomía, la geología, la física y la química, han colaborado sobre todo proporcionando datos de cómo fueron, posiblemente, las condiciones existentes en la Tierra primitiva. Otra información se ha obtenido por medio de experimentos, como los de A.I. Oparin y S.L. Miller, que han permitido reproducir en el laboratorio algunas etapas de producción de compuestos orgánicos.

  Entre los elementos químicos más abundantes de la capa de gas que cubría a la Tierra primitiva se encontraban el carbono, hidrógeno, oxígeno y nitrógeno, y cuando la temperatura disminuyó, probablemente se combinaron y pudieron formar compuestos como el agua, el metano, el amoniaco, el bióxido de carbono y el ácido cianhídrico, así como moléculas de hidrógeno.

  Cuando la Tierra siguió enfriándose, algunos gases se licuaron y a su vez algunos líquidos se solidificaron, formándose así el núcleo del planeta, estructurado por materiales semisólidos y elásticos y a su alrededor una corteza sólida, la cual, a medida que fue engrosando, se arrugaba y plegaba, constituyendo las primeras cadenas de montañas. Rodeando a la corteza terrestre se encontraba la atmósfera, cuyos componentes eran gaseosos.

  Posteriormente empezaron las lluvias a partir del enfriamiento del vapor de agua que existía en la atmósfera; al tocar esta agua a la corteza caliente se evaporaba instantáneamente. Las lluvias siguieron cayendo de modo torrencial por cientos de años, y los terrenos bajos, las cuencas y las hondonadas se llenaron de agua, formándose así los océanos, y los ríos empezaron a correr caudalosamente entre las montañas, llegando a los mares primitivos acarreando nuevas sustancias como sales y minerales, hasta alcanzar su salinidad característica, que en épocas posteriores aumentó lentamente.

  La formación de grandes masas de agua hizo posible la aparición de vida, ya que es el componente fundamental de la materia viviente, y fue en estos océanos primitivos donde se desarrollaron las condiciones necesarias para ello.

  Cuando las radiaciones procedentes del Sol pudieron llegar a la superficie de la Tierra, al disminuir las capas de nubes que debieron impedir el paso de la luz y hacían que la Tierra estuviera en la oscuridad, los rayos ultravioleta, los rayos X y otras radiaciones de alta energía, proporcionaron la energía necesaria para que se realizaran las reacciones entre el metano, el amoniaco, el ácido cianhídrico y el agua, originándose gran variedad de compuestos orgánicos que se fueron acumulando gradualmente en el agua del mar.

  Entre estos compuestos debieron aparecer los glúcidos, los lípidos y las proteínas, posteriormente los ácidos nucleicos DNA y RNA y los portadores de energía como el ATP, completándose los ingredientes esenciales para originar las primeras entidades vivientes o células, con lo que la llamada evolución química se consuma y la evolución biológica se inicia. Estas dos evoluciones continuaron simultáneamente por mucho tiempo y en la actualidad todavía existen.

  Las células formadas por la acumulación de sustancias orgánicas que existían en los mares primitivos, derivaron una membrana que las limitó, separándolas del medio y de otras células, y a través de la cual absorbían las sustancias que se encontraban en el medio para su nutrición, recuperando las que gastaban por oxidaciones.

  Estas células no presentaron, con seguridad, un núcleo, por lo que se piensa que posiblemente se parecían a los actuales organismos procariontes, como son los virus y las bacterias. Después, por procesos complejos, debe haber aparecido la membrana nuclear, limitando a los ácidos nucleicos, estructurándose el núcleo y constituyendo a los primeros organismos eucariontes, como los protistas actuales.

  De las primeras formas de nutrición de estos organismos se piensa que fue la heterótrofa, es decir que necesitaron tomar los alimentos del medio, ya sea en forma directa, parasitando otras células o tomando sustancias en descomposición como saprotrofismo. Posteriormente, al escasear cada vez más las sustancias, algunos de aquellos organismos primitivos debieron desarrollar métodos de nutrición del tipo autotrópico, es decir, en los que se puede transformar la sustancia inorgánica en orgánica, siendo posiblemente primero la quimiosíntesis y después, al formarse la clorofila, los fotosintéticos.

  Al aparecer la nutrición autótrofa se empezó a utilizar el bióxido de carbono de la atmósfera primitiva y se liberó oxígeno molecular, gas que se combinó fácilmente con otras sustancias. Los organismos fotosintetizadores deben haber desprendido cada vez cantidades mayores de oxígeno, que del océano pasaba a la atmósfera, iniciándose una profunda y lenta "revolución del oxígeno" en que la atmósfera antigua se transformó en la moderna, que ya no contiene metano, amoniaco ni ácido cianhídrico y por el contrario está formada por vapor de agua, nitrógeno molecular, bióxido de carbono y grandes cantidades de oxígeno.

  En las zonas más elevadas de la atmósfera, y posiblemente debido a la intensidad de la radiación cósmica, las moléculas del oxígeno se recombinaron y modificaron dando como resultado la formación de una capa de ozono (03), situada a varias centenas de kilómetros de altura y que todavía existe.

  El ozono formó una pantalla protectora contra la penetración de radiaciones de alta energía, y con esto los organismos iniciaron su evolución libre de esas radiaciones. Debido a lo anterior, los vegetales y animales actuales no están adaptados a ellas y mueren cuando se les somete incluso a pequeñas dosis. Sin embargo, existen algunos organismos entre los virus, bacterias y protistas, que resisten estas radiaciones.

  Con la incorporación del oxígeno a la atmósfera los seres vivos iniciaron la respiración aerobia, es decir, utilizando este gas para liberar la energía, ya que los organismos primitivos lo hacían sin él, y son conocidos como anaerobios.

  Estos organismos primitivos iniciaron su evolución formando primero a los protistas, que estructuraron su cuerpo con una sola célula; después debieron aparecer los organismos pluricelulares, organizándose con base en tejidos, después en órganos y por último con sistemas y aparatos, dando origen a los organismos tanto del reino vegetal como del animal, que en la actualidad están representados por aproximadamente más de dos millones de especies, de las cuales el 20 por ciento vive en el mar.

  La diversidad tan grande que se observa en los seres vivos en la actualidad es el resultado de la evolución orgánica que se ha presentado desde la aparición de la vida en el planeta, hace millones de años, y se calcula que se inició en el Precámbrico, quedando registrada por las evidencias que aportan los fósiles, lo que ha permitido a los científicos interpretar la historia del planeta, imaginándose cómo era el medio ambiente en aquellas épocas y cuáles organismos posiblemente existieron.

  Por los registros fósiles se sabe que los seres vivos iniciaron su evolución en los océanos del Paleozoico y que uno de los desarrollos más significativos de la historia de la vida sobre la Tierra fue la súbita aparición de una gran variedad y abundancia de vida en los fondos de los mares del Cámbrico.

  En esta era Paleozoica se han encontrado fósiles de muchos grupos de invertebrados marinos entre los que destacan los radiolarios, foraminíferos, corales, braquiópodos, trilobites y diversos moluscos, entre ellos los cefalópodos; también aparecieron al final de esta era los peces, los anfibios y algunos reptiles, y los primeros organismos terrestres, que fueron los arácnidos. Entre los vegetales se desarrollaron algas en el mar y helechos en tierra.

  Posteriormente, en el Mesozoico la vida marina fue similar, en sus primeras etapas, a la del Paleozoico, pero a la mitad de la era se iniciaron una serie de cambios basados en la desaparición de algunas especies, que al dejar vacíos ciertos nichos ambientales permitieron la aparición de otras.

  Las diatomeas surgieron durante el Mesozoico en el medio marino; los cefalópodos se incrementaron, así como los gasterópodos, dentro del grupo de los moluscos; disminuyeron los foraminíferos, los corales y los trilobites; los peces se diversificaron y se originaron los peces óseos; aparecieron las tortugas, pero los reptiles mejor adaptados al medio acuático fueron los ictiosauros marinos, los que se extinguieron al final de esta era.

  En la era Cenozoica desaparecieron de los mares algunas especies, como es el caso de los reptiles marinos gigantescos y de los moluscos de gran tamaño llamados amonites, apareciendo una multitud de invertebrados, de peces, reptiles y mamíferos que aún perduran. Es notoria la súbita expansión de los mamíferos marinos, como las focas y las ballenas.

  En la actualidad el medio ambiente, tanto acuático como terrestre, está cambiando a menudo, ya sea de manera temporal o permanente, por lo que los organismos experimentan cambios continuos, algunos de los cuales les permiten adaptarse a los nuevos medios, ya que de no hacerlo migran o perecen.

  Los ambientes oceánicos presentan límites que a veces son muy amplios, como las distancias o separaciones geográficas, o muy estrechos, como los que marcan la salinidad, la temperatura, la luz o la presión. Estos límites representan las barreras que establecen la diversidad, la distribución y la abundancia de las especies en el océano.

  La gran variedad de vegetales y animales marinos ha sido arreglada dentro de un sistema de clasificación que está basado en las similitudes que presentan en su estructura, sus funciones, así como en sus relaciones evolutivas.

  El estudio de las relaciones de los seres vivos marinos con su medio fisicoquímico y biológico constituye la ecología marina. Esta ciencia no sólo se interesa por los organismos individuales, sino también por las poblaciones, es decir, por el conjunto de individuos de una especie particular que habita una región especial y, por las comunidades bióticas, que son los organismos que habitan un ecosistema común.

  Un ecosistema está formado por un conjunto de organismos relacionados entre sí, y que interactúan con los factores ambientales del lugar donde se encuentran. Cada especie de organismo marino ocupa un nicho ecológico, o sea, una posición en el ecosistema en relación con las otras especies, que tienen sus propios nichos, pero que son interdependientes ya sea por abrigo, por alimento o por defensa.

  Las relaciones entre los organismos se mantienen estables cuando no cambian las condiciones del ambiente, pero si las características fisicoquímicas o biológicas lo hacen, los tipos y tamaños de las poblaciones también se modifican, dando origen al proceso de sucesión ecológica. Si después de romperse el equilibrio de una comunidad éste llega a recuperarse, se desarrolla una comunidad estable conocida como Comunidad clímax.

  Por lo tanto, dentro de cualquier ecosistema se presentan tres tipos de relaciones: las interacciones entre los miembros de la comunidad biótica, las interacciones entre éstos y su medio fisicoquímico, y las que existen entre los factores de este ambiente fisicoquímico.

  En los océanos se encuentra una serie de factores fisicoquímicos, como son la temperatura, la salinidad, el pH y las corrientes marinas, que intervienen en la distribución de los diferentes organismos en sus aguas.

  Los mares circulan constantemente llevando, en el ir y venir, sus características fisicoquímicas y su biota. El agua se mueve en ellos como el aire lo hace sobre la Tierra, es decir, realiza desplazamientos verticales de ascenso y descenso, que representan en las aguas superficiales surgencias y hundimientos respectivamente, lo que permite a los seres vivos contar con un medio con cantidades adecuadas de nutrientes, oxígeno y otras condiciones que ellos necesitan, ocasionándose un verdadero florecimiento de organismos.

  Además, los océanos que presentan una profundidad media de 4 000 metros constituyen un espacio disponible para la vida marina 300 veces mayor que el que puede ocupar la vida terrestre.

  La vida en el mar depende, como la vida en general, de la luz solar. Hasta donde penetra la luz los vegetales son capaces de realizar fotosíntesis, desarrollarse y reproducirse y por esto el mar representa para los demás seres vivos una fábrica en plena actividad. La energía luminosa es almacenada en los compuestos de carbono, que son la estructura y la fuente de energía de todos los organismos. La masa de materia viva, también llamada biomasa, que se encuentra en el mar es mucho mayor que la que se localiza en la tierra.

  Esta biomasa no es evidente en el mar a primera vista debido a que muchos organismos son microscópicos. Si se observa la superficie de los océanos hay muchísimas posibilidades de que sólo se vea agua. Sin embargo, un litro de esta agua contiene aproximadamente 500 000 bacterias, más de un millón de vegetales microscópicos y 150 000 animales de muy pequeños tamaños.

  Estos organismos vegetales y animales han adquirido características tanto morfológicas como fisiológicas que les permiten adaptarse a las condiciones de las diferentes zonas oceánicas. Algunos de ellos presentan gran tolerancia a los cambios de intensidad de los factores físico-químicos, y otros no los aceptan; por ello, las zonas de distribución son muy extensas para los primeros y restringidas para los segundos.

  Sin embargo, el medio oceánico imprime a los seres que lo pueblan toda una serie de características indispensables para su supervivencia. Los vegetales presentan una gran diversidad de tamaños, formas y colores; los microscópicos son los más numerosos y constituyen el fitoplancton, encontrándose entre ellos las diatomeas, los flagelados fotosintéticos y las algas verde-azuladas. Una característica básica de estos organismos es la de presentar pigmentos depositados en organoides celulares, como los cloroplastos y los cromoplastos, que les permiten realizar procesos fotosintetizadores, y otras es la de arreglar su estructura para presentar mayor superficie de absorción de los rayos solares y para la flotación.

  Los vegetales macroscópicos, en su mayoría, pertenecen al grupo de las llamadas algas marinas, que crecen adheridas a firmes sustratos como rocas, conchas, pilotes, etcétera, y que, por lo tanto, están necesariamente confinadas a los continentes e islas, o a zonas superficiales submarinas donde puedan fijarse y tener luz suficiente para realizar la fotosíntesis; tal es el caso de Macrocystis, alga café que tiene gran utilidad en la industria.

  Las algas flotantes constituyen un hecho excepcional, siendo la más abundante el Sargassum o sargazo, que cuenta con estructuras de forma esférica que le permiten esta flotación.

  Muy pocas plantas con flor se han adaptado a las condiciones marinas, aunque se encuentran en número relativamente diverso en estuarios y marismas que bordean las lagunas litorales salobres o algunas bahías.

  Se consideran dos tipos de estas plantas: las herbáceas, angiospermas que han evolucionado hacia un medio de vida totalmente marino, tolerando la salinidad y creciendo sumergidas con la capacidad de florecer y polinizarse bajo el agua, presentan raíces que las fijan firmemente y adquieren una forma especial que les permite resistir el oleaje y las mareas; como el caso de la Zootera marina y Thalassia, de aguas tropicales y subtropicales, que forman las llamadas "praderas submarinas", lugares que presentan un hábitat protector para cada grupo característico de animales donde éstos encuentran su alimento. Estos vegetales se encargan, además, de estabilizar los fondos, es decir, que sirven como lugares donde se incrementan los depósitos de sedimento.

  El otro grupo de plantas con flor es el que forma los "manglares", que se localizan en las áreas maréales o zonas que quedan cubiertas por las mareas altas, lugares que representan un hábitat único e importante por lo diverso de sus características y su gran productividad orgánica.

  Las plantas que habitan en estos manglares pertenecen a muy diferentes familias, predominando las Rhizophoraceae, con el género Rhizophora, que agrupa a los distintos tipos de mangle.

  Estos vegetales presentan, como principales características, el que de sus troncos salgan unas raíces llamadas adventicias, dándoles el aspecto de trípodes que soportan el resto del árbol. Estas raíces, junto con la formación de una corteza con engrosamientos coriáceos, permiten reducir la transpiración de estos vegetales y así conservar el agua en su cuerpo.

  Como se observa, la vegetación oceánica está representada, en su mayoría, por las formas simples unicelulares de talla microscópica, ya que las plantas de mayor tamaño se encuentran confinadas a las franjas litorales y aguas superficiales con un número reducido de especies, las que, en su mayoría, son simples y primitivas, y contrastan mucho con la exuberante variedad y complejidad de vegetales que predominan en la tierra.

  La vida animal, por el contrario, es en extremo abundante y variada. Todos los grupos animales están representados en los océanos y algunos son exclusivos del medio marino.

  Sin embargo, toda esta diversidad de animales que pueblan el océano tiene también una serie de características indispensables para soportar las condiciones que les impone el medio ambiente. Por ejemplo, los peces y los cetáceos son animales muy distintos, aunque vivan en el mismo ambiente, pues los primeros respiran oxígeno disuelto en el agua, en tanto que los segundos, como la ballena, respiran el oxígeno del aire por medio de pulmones. A pesar de estas diferencias fisiológicas tan especiales, unos y otros nadan, y presentan una forma análoga, la llamada pisciforme, que es la más adecuada desde el punto de vista mecánico, para trasladarse en el seno de las aguas por medio de la natación. Peces y cetáceos poseen generalmente la forma de un huso como la del submarino, y están provistos de aletas estabilizadoras y propulsoras; además, su cuerpo termina en una especie de cola robusta que favorece la impulsión.

  Una de las primeras condiciones del medio que va a caracterizar la vida del animal del océano es la abundancia y distribución de alimento representado por materias minerales y orgánicas, lo que permite que algunos de estos animales puedan vivir fijos en objetos sumergidos o flotantes, o en el fondo, sin que efectúen movimientos de translación por periodos más o menos largos de su existencia o por toda su vida, sin que tengan la necesidad de buscar alimento para estar adecuadamente nutridos; a éstos se les llama sedentarios.

  En cambio, en el medio terrestre todos los animales están obligados a buscar su sustento desplazándose activamente, cubriendo ya sea áreas reducidas o recorridos considerables, pero siempre moviéndose para no morir de hambre. Cualquier animal terrestre no parásito que permaneciese quieto constantemente en el mismo lugar moriría de inanición.

  Las madréporas, los corales, las esponjas, o las ostras viven en las aguas perfectamente sujetas al fondo, sin nadar, ya que su completa quietud no compromete en nada su nutrición; con el agua reciben sales minerales y alimentos formados principalmente por infinidad de seres microscópicos con lo que atienden sobradamente a su sustento.

  Los organismos marinos fijos o sésiles presentan, con frecuencia, formas ramificadas o arborescentes que recuerdan las de los vegetales, como ocurre con las colonias de pólipos o corales, o bien, tienen formas irregulares mal definidas, como las esponjas, lo que les permite que circule por ellas gran cantidad de agua y, por lo tanto, capturen más fácilmente su alimento.

  Este fenómeno se puede explicar debido a que en el seno de las aguas viven infinidad de pequeños organismos que son acarreados de un sitio a otro por corrientes y que forman el plancton, del que, como ya se vio, los vegetales del fitoplancton constituyen los productores del alimento; pero también existen animales de este plancton que reciben el nombre de zooplancton: pequeños animales, llamados consumidores primarios, que tienen como característica principal el desarrollar mecanismos para capturar a los vegetales del fitoplancton.

  El zooplancton está formado por los protozoos representados por los foraminíferos, radiolarios y tintínidos; por los crustáceos, destacando el abundante grupo de los copépodos; por los Chaetognatha, llamados también gusanos flecha; por las medusas o aguas malas; por muchos grupos de gusanos o anélidos, y por las formas larvarias de moluscos equinodermos y peces.

  Estos organismos del plancton tienen la propiedad del constante y lento naufragar, lo que trae como consecuencia que tomen su singular fisonomía, en la que muchos de sus órganos presentan las más artísticas apariencias que realizan el valor estético de estos bellísimos organismos, cuyos cuerpos son, muchas veces, un prodigio de forma.

  La diferencia entre la densidad del agua y el peso específico de los seres que en ella flotan es pequeña, y para contrarrestar o disminuir esta diferencia, los organismos desarrollan infinidad de artificios. Los seres planctónicos eliminan de su cuerpo cuanto es posible, se despojan de toda estructura pesada que pudiera ser un obstáculo para lograr su estabilidad en el medio acuático, como sucede en los crustáceos planctónicos, provistos de un sutilísimo caparazón y de patas gráciles y airosas.

  Otros organismos, para contrarrestar el hundimiento, desarrollan unas boyas de flotación muy pomposas y hasta coloreadas, las que pueden dilatarse o contraerse con el fin de que el animal flote o se hunda según las necesidades de su vida, como es el caso de la Physalia o "fragata portuguesa".
Entre los animales marinos también se encuentra un número grande que se mueve para obtener su alimento, como, por ejemplo, los peces que recorren un campo de algas para conseguir su sustento, o un tiburón que se lanza velozmente sobre un pez para devorarlo.

  El desplazamiento de los animales en el seno de las aguas determina en ellos, con frecuencia, la adquisición forma peculiar más o menos adecuada para poderse mover en el seno de un fluido que tiene mayor densidad que el aire.

  Esta forma de huso o pisciforme que les permite vencer la resistencia del agua, se repite en todos los animales que se desplazan en el océano, dándoles una arquitectura característica de los peces que son buenos nadadores. En estos peces, la forma alcanza mayor sobriedad y perfección de línea. En el tiburón y en la macarela, el cuerpo está elegantemente adelgazado hacia atrás, en tanto que su extremo anterior es más ancho y se prolonga en forma de punta o rostro, que le permite cortar fácilmente el agua.

  Además de esta conformación del cuerpo, dichos organismos crean estructuras que les confieren estabilidad y equilibrio y que los dotan de medios de propulsión indispensables para llevar a cabo la natación. Ésta se logra al combinar movimientos armónicos de su cuerpo con la fuerza que imprimen estos órganos de propulsión.

  Para desarrollar esta función, en la mayoría de los animales marinos las extremidades toman una forma característica, a manera de alas, recibiendo el nombre de aletas, las cuales son relativamente pequeñas en razón a la masa que desplazan; así, las aletas de una ballena, cachalote o delfín, lo disfrazan de pez, con tal perfección que al mismo hombre llegan a confundir.

  Del mismo modo, las focas y las morsas imitan esta forma, aunque con menos perfección, y otro tanto sucede con los calamares y ciertos grupos de gusanos y moluscos.

  Sin embargo, algunos peces olvidan la natación o, por lo menos, sus facultades se aminoran. Cuando esto sucede, sus cuerpos se aplanan, deprimen o deforman descansando sobre el fondo del mar, o se esconden en la policromada maraña de arrecifes de coral, o buscan guarida entre las resquebrajaduras de las rocas; tal es el caso de las rayas, los lenguados, los caballitos de mar y las anguilas.

  La respiración de los animales acuáticos ofrece modalidades muy peculiares. Hay que distinguir entre los que son realmente de ascendencia oceánica y respiran oxígeno disuelto en el agua, y aquellos otros que son de origen terrestre y han invadido o colonizado el medio acuático, como los escarabajos, los cucarachones en las lagunas litorales y las tortugas y delfines en los mares, que son seres que respiran al modo de los animales terrestres, por lo que, de vez en cuando, se ven obligados a salir a la superficie para tomar el aire atmosférico.

  Los órganos respiratorios o branquias de los animales esencialmente acuáticos no corren el riesgo de secarse, ya que están sumergidos en el agua, por eso extienden y forman vistosos penachos, a veces de bellísimo aspecto, como es el caso de los anélidos o gusanos anillados que viven en los corales; otras veces forman borlas o flecos situados a los lados de su cabeza, como en los nudibranquios o babosas de mar; también se encuentran protegidos en cavidades que tienen amplia comunicación con el exterior, como las agallas de los peces; otros organismos los encierran en compartimentos que les permiten guardar el agua por un tiempo, como los cangrejos, que a veces se retiran cientos de metros de las playas.

  La densidad o peso del agua es mucho mayor que la del aire, hace que los órganos de propulsión en los animales marinos sean más pequeños y de menor superficie que los de los animales terrestres, ya que su menor potencia está compensada por la mayor resistencia que el medio ofrece; cuando se compara la extensión de la aleta de un pez con el ala de un ave, se puede observar claramente esta desproporción.

  Muchos grupos de animales oceánicos tienen especies que alcanzan gran tamaño, como sucede con los calamares gigantes, cuyo cuerpo mide seis metros de longitud y sus brazos llegan a tener hasta 18 metros de largo. Las conchas llamadas tridacnas o taclobos, denominadas también pilas bautismales, son moluscos bivalvos que viven en los mares de las Filipinas y pueden alcanzar hasta dos metros de diámetro con un peso de 200 kilogramos. El cangrejo japonés, con patas hasta de dos metros de largo, es el mayor de todos los artrópodos. El tiburón ballena o tigre del mar, frecuente en el Océano Pacífico, puede medir unos 15 metros de largo y es el mayor de los peces. Finalmente, las ballenas son los verdaderos gigantes del reino animal, su cuerpo alcanza en ocasiones 25 metros de longitud y un peso de 160 toneladas, comparable al de 20 elefantes o 200 bueyes.

  Los animales acuáticos pueden ser marinos o de agua dulce; sin embargo, esta distinción no es clara en muchos casos, pues ciertos organismos pueden pasar de unas aguas a otras durante su ciclo vital o frecuentan aquellos lugares donde existen aguas mezcladas, llamadas salobres.

  La anguila común, que es un pez de agua dulce, se desplaza desde los lagos donde vive efectuando accidentadas migraciones a lo largo de los cursos de agua, atravesando praderas húmedas durante las noches lluviosas hasta alcanzar grandes ríos que la llevan al mar, para ahí desovar, es decir, depositar sus huevecillos. Para las anguilas del Atlántico, el lugar de desove son las grandes profundidades del Mar de los Sargazos. De estos huevecillos se originan larvas que se dirigen a las costas en donde alcanzan el estado juvenil, llamándose "angulas", y que penetran a los ríos, los remontan y terminan su crecimiento para volver nuevamente al mar en época de reproducción.

  Los salmones realizan migraciones en sentido inverso, viven en el mar hasta el momento de la reproducción en que penetran a los ríos, nadando contra las corrientes, para ir a depositar sus huevecillos; los juveniles, ayudados por el curso del río, regresan nuevamente al mar.

  Tampoco la diferencia entre los organismos marinos y terrestres se halla marcada de un modo perfecto, ya que ciertos animales nacen en el agua y pasan el resto de su vida en la tierra y el aire. Entre los ejemplos más notables de organismos adaptados al cambio de medio están los cangrejos terrestres tropicales, que penetran algunos kilómetros adentro en las selvas húmedas y sólo vuelven al mar en el periodo de reproducción.

  Entre los mamíferos acomodados a la vida terrestre hay algunos que han regresado al medio marino de sus antepasados, conservando la respiración pulmonar y otras adaptaciones. Las ballenas, delfines y cachalotes de los océanos actuales son cetáceos que sólo pueden moverse y alimentarse en el mar, para los cuales varar en las playas es un accidente fatal; viven habitualmente cerca de la superficie de las aguas y respiran aire atmosférico por los espiráculos y orificios nasales que llevan en la parte superior de la cabeza, pero como poseen pulmones, en los cuales almacenan considerable cantidad de aire, así como cavidades especiales donde se acumula sangre venosa, es decir, la que tiene bióxido de carbono y desechos, pueden sumergirse a grandes profundidades y permanecer algún tiempo en ellas; sin embargo, tienen forzosamente que volver a la superficie en busca de aire atmosférico.

  Las focas, leones marinos, elefantes marinos, morsas, etc; son habitantes de las aguas litorales que se arrastran sobre las playas y las rocas, donde pasan una gran parte de su vida descansando al aire y al Sol.

  Según las características biológicas que presentan los organismos marinos, se observa que pueden vivir en diferentes medios oceánicos; unos lo hacen en el seno de las aguas independientemente del fondo, ya sea flotando de una manera pasiva como las medusas o aguamalas, o bien impulsados por órganos de locomoción de diferente naturaleza como los peces, todos ellos constituyen el dominio pelágico; otros, en cambio, están íntimamente ligados al fondo, ya sea al iluminado o al abisal, pudiéndose encontrar fijos o anclados al fondo, a las rocas, a las arenas u otros objetos sumergidos como las esponjas y corales; o bien porque caminan y se arrastran sobre ellos, como los caracoles, los gusanos, los cangrejos y ciertos peces, por ejemplo: las rayas y lenguados, que de continuo descansan en los fondos arenosos.

  Éstas son algunas de la principales características biológicas de los organismos marinos que representan tesoros de vida en las impacientes aguas del océano y muestran infinitos recursos de que la naturaleza se vale para subrayar la enorme variabilidad de su obra en el océano, lo que ha despertado el interés de la especie humana para aprovechar algunas de ellas durante el desarrollo de su vida. Por ejemplo, si se observa la forma de un submarino o de un dirigible, se verá que son, simplemente, una réplica de la descrita para los peces.

  Revistas, libros, monografías detalladísimas, publicaciones sin cuento, algunas de ellas alardes de buen gusto, están dedicadas a dar a conocer la extraordinaria y maravillosa vida de los mares. Cientos de investigadores han dedicado su esfuerzo a escudriñar los más remotos rincones del océano, para tratar de entender los fenómenos biológicos que se presentan en sus aguas.


Texto extraído de:
http://100cia.com/opinion/foros/showthread.php?t=2068    

Desastre en el Arrecife Punta Nizuc

20070623230825-punta-imagen-2c.jpg  Arrecife Punta Nizuc: hogar de especies protegidas

  Tan sólo hace falta recordar que los arrecifes son complejos ecosistemas que albergan la cuarta parte del total de la vida marina. En ellos viven más de cuatro mil especies de peces, 700 géneros de coral y miles de otras plantas y animales.

  Este ecosistema es uno de los más antiguos del planeta. Las primeras etapas para su formación comenzaron hace unos 400 millones de años y su crecimiento se limita a cinco milímetros por año según la variedad de la especie.

  Su preservación logró mayor éxito al ser reducido el acceso a diligencias científicas. Sumado a ello, esta zona era el hogar de especies protegidas por la Norma Oficial Mexicana 059 (NOM-059-ECOL-2001) que se refiere a la protección de especies nativas de México de flora y fauna silvestre consideradas en riesgo de extinción.

  La devastación de más de 1,200 metros cuadrados de arrecifes de Punta Nizuc, en Quintana Roo, por el encallamiento de estructuras de metal con más de 900 toneladas de peso, tendrá serias consecuencias para este frágil ecosistema.

  Eran las 2:15 de la madrugada del martes 8 de junio (fecha en que se conmemoró el Día Mundial del Medio Ambiente), cuando los amarres que unían a la draga que realizaría la apertura de un canal artificial de navegación para el megadesarrollo Puerto Cancún, se desprendieron de la remolcadora de Dolphin Discovery y de dos embarcaciones cha lanes, lo que provocó la pérdida de control de las barcas, que termi naron impactándose contra los arrecifes. El barco "Discovery" atravesó los corales de Punta Nizuc. Ecosistema que contaba con un excelente estado de conservación debido a que se mantuvo lejos de actividades turísticas. La embarcaciones se impactaron sobre mil 200 metros cuadrados de arrecifes de coral y afectaron las especies corales cerebro, abanicos de mar y cuernos de alce, ésta última, enlistada dentro en la Norma Mexicana 059, relativa a las especies protegidas o en peligro de extinción.

  Se está valorando la posibilidad de presentar cargos penales e  interponer una denuncia de tipo penal ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra la draga propiedad de Dragados Mundiales del Caribe, y de la remolcadora Aventuras Discovery, que encallaron sobre colonias  coralinas.

  Ante esta situación, cabe preguntarnos a cuánto ascenderá la multa que -en teoría- impondrán nuestras autoridades ambientales a la empresa responsable del encallamiento Dragados Mundiales del Caribe SA de CV.

  Sin embargo, ninguna suma de dinero podrá cubrir el costo de complejas y frágiles formaciones marinas que demoraron millones de años para crecer y que jamás volveremos a ver como lucían antes del 5 de junio, día del desastre.

Fuente: Teorema Ambiental: http://www.teorema.com.mx/

Adriana Varillas / Corresponsal. El Universal. Cancún, Q. Roo


Accidente en una plataforma petrolera de PEMEX en el golfo de México.

20071026010052-plataforma2-3540-b.jpg   ... Ya en varias ocasiones me ha tocado pasar o estar cerca de alguna de las plataformas marinas que Petróleos Mexicanos (PEMEX) tiene trabajando en el área de la sonda de Campeche (Golfo de México) y la verdad, son obras de ingeniería muy admirables, pero sobre todo resaltan por quienes ahí trabajan.!!!

   La siguiente nota  trata sobre un lamentable accidente que ocurrió en días pasados en una de estas plataformas marinas.

   Choque de plataformas deja 81 trabajadores de PEMEX a la deriva, además de que ya son 19 las muertes registradas.

   Equipos de rescate continuaban el jueves con helicópteros y botes la búsqueda de siete trabajadores desaparecidos tras el choque de dos plataformas marinas de la petrolera estatal Pemex en medio de una fuerte tormenta, en una tragedia que ha dejado al menos 18 muertos.

   Los trabajadores se vieron obligados a desalojar la plataforma de perforación marina auto-elevable Usumacinta luego de que ésta chocara con el pozo Kab-101 a consecuencia de los vientos de hasta 130 kilómetros por hora ocasionados por el frente frió número 4 que azota al Golfo de México. Trabajadores de la instalación, ubicada mar adentro, a 75 kilómetros de Ciudad del Carmen y a 32 kilómetros del puerto de Dos Bocas, narraron cómo decidieron subir a las balsas de emergencia a pesar de los vientos de 130 kilómetros por hora (kph) después de que la colisión provocó fugas en tuberías de gas natural y petróleo.

   El choque de las estructuras provocó la fuga de aceite y gas al removerse las conexiones superficiales de control por el golpe al pozo, ante el derrame los trabajadores procedieron a desalojar la plataforma afectada con el apoyo del barco contra-incendio Morrison Tide.

   Además se han provocado daños al medio ambiente cuya magnitud aún no se determina.  La Semarnat en colaboración con PEMEX, tendieron boyas para delimitar con una especie de "isla" el perímetro del derrame y al mismo tiempo, se extendieron "lienzos" absorbentes para recoger el hidrocarburo y limpiar el área afectada en la medida de lo posible.

   La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y personal de la empresa petrolera, mantendrán comunicación permanente para evaluar el grado de los daños al ecosistema en la Sonda de Campeche. "Vamos a ver de qué tamaño, de qué magnitud es el problema. Se está trabajando", se dijo, tras admitir que aún se desconoce cuánto tiempo tardará la recolección del petróleo derramado.

   Fueron las malas condiciones climatológicas, el alto oleaje y los fuertes vientos de hasta 130 kilómetros por hora generados por el Frente Frío Número 4 en el Golfo de México, los que provocaron el choque de la plataforma Usumacinta y el pozo petrolero KAB 101 la tarde de este martes 23 de octubre.

  Fuentes:

   http://www.elsemanario.com.mx/news/news_display.php?story_id=2803

   http://www.wradio.com.mx/nota.asp?id=497940

                

 

 

 

Localizadores satelitales

20071119004753-gps-tortuga-marina-3333-marco.jpg   Del oso pardo del Canadá al mono macho japonés, de los caribúes en el Ártico a los órix en el Medio Oriente, el número de especies terrestres y marinas es impresionante. Durante mucho tiempo, la localización por avión, el marcado por medio de tatuajes o pintura constituyeron los únicos elementos de observación y de seguimiento de diferentes especies de animales. La información así recopilada da datos precisos aunque parciales y puntuales.

   La llegada de las tecnologías basadas en los satélites (GPS) permite actualmente vigilar los desplazamientos de los animales salvajes en todo el mundo; en lugares a menudo inhospitalarios como por ejemplo, la selva guyanesa o los polos, en mares y oceanos, abarcando distancias enormes tanto de día como de noche.

  Con menos imperativos de peso que las balizas destinadas a las aves (excepto para los animales terrestres pequeños), las balizas se presentan a menudo en forma de collares y en ocasiones disponen de sistema GPS que permite un cálculo de localización preciso, con plazos de recuperación de resultados muy cortos.

   Además de la función de localización, los captadores instalados en los animales aportan también información sobre su actividad, su comportamiento en el grupo y su fisiología.

   Estos sistemas de GPS realizan un verdadero reto en localización, a pesar del poco tiempo que pasan sobre la superficie, focas, elefantes marinos, ballenas, tortugas y otros animales marinos. Recientemente, los científicos pueden incluso conocer los desplazamientos de los peces como el atún, el pez espada o pescadillas, gracias a sistemas de marcadores que emergen a la superficie después de varios meses de captura de información.

   En el agua, las restricciones de peso del emisor pasan a segundo plano. En cambio, el medio marino ha impuesto el desarrollo de emisores hidrodinámicos, estancos, resistentes a la presión. A menudo son muy sofisticados y pueden estar dotados de captadores que detectan el tiempo que pasa el animal en apnea, la profundidad y la cantidad de veces que se sumerge, la temperatura del agua...

   El seguimiento de tortugas verdes en el Oeste del Océano Indico ha permitido por ejemplo comprender la diferencia de comportamiento de la tortuga según los resultados obtenidos: cerca de las costas de baja profundidad, la tortuga se queda poco tiempo en la superficie. Pasa entonces varias horas a ramonear en la hierba y o a descansar en el fondo. La poca cantidad de mensajes recibidos por el satélite traduce este comportamiento. A partir del momento en que se aleja de las costas (migración oceánica entre sitio de puente y áreas de alimentación), las emisiones son más frecuentes y los mensajes sucesivos más numerosos. La tortuga es más "activa" y la necesidad de respirar más importante. Así pues, se incrementa la frecuencia y la duración de aparición en la superficie, lo que facilita su localización.

 

Biólogos marinos, perplejos por medusa del mar Báltico

20090224210425-medusa-baltico-8080.jpg

   Un grupo de biólogos marinos alertó hace algunos años sobre una invasión en el mar Báltico de lo que creían era una medusa destructiva, pero expertos admitieron el jueves que se habían equivocado con respecto a la especie Mnemiopsis.

 

   “Se temía que la invasión de medusas que perturbó los ecosistemas del Mar Negro se hubiera trasladado al mar Báltico”, dijo la Universidad de Estocolmo en una declaración. Sin embargo, investigadores de la universidad que estudiaron la diseminación de la seudo-medusa americana “comprobaron que se trataba de una especie totalmente diferente, que no había sido vista antes en las aguas del Báltico”.

 

   Los científicos dieron la alarma en 2007, cuando informaron la aparición de Mnemiopsis, un animal que mide aproximadamente 10 centímetros (cuatro pulgadas) y que técnicamente no es una medusa pero tiene una apariencia gelatinosa y translúcida, y no daña a los humanos como otras especies de medusas. La especie ya había sido vista en el norte de Europa y se temía que pudiera modificar el ecosistema de toda la región.

 

   “Estábamos poco más que sorprendidos cuando los resultados de las muestras genéticas demostraron que se trataba de Mertensia, una especie completamente diferente”, señaló Elena Gorokhova, del Departamento de Ecología de Sistemas de la Universidad.

 

   “La medusa Mertensia no había sido vista antes en el mar Báltico, pero como se trata de una especie muy diseminada en el Ártico, probablemente habitó allí durante un tiempo”, explicó la investigadora.

 

   Gorokhova dijo que la morfología de las dos especies podría haber confundido a los investigadores. El mayor temor en torno a la especie Mnemiopsis era que devore el plancton que consumen los peces y que afecte toda la cadena alimentaria del Báltico.

 

   La especie también tiene capacidad para reproducirse rápidamente –es hermafrodita y se puede auto-fertilizar-, y además es muy resistente. Los investigadores inicialmente creyeron que la Mnemiopsis se había diseminado hacia el norte a bordo de los barcos que navegan entre Suecia y los Países Bajos. “La buena noticia es que parece que la seudo-medusa americana no se trasladó hasta el mar Báltico, como se temía anteriormente”, concluyó Gorokhova.

 

  Fuentes: AFP, Boletin Nuestro Mar, Helsingin Sanomat, FIS

 

 

 

 

 

 

24/02/2009 14:04. guillermo-jb2000 #. Ecología marina No hay comentarios. Comentar.

5 de junio Día Mundial del Medio Ambiente

20090605222228-dia-mundial-del-medio-ambiente-2626.jpg

   5 de junio, Día Mundial del Medio Ambiente

   y el 8, del Día Mundial de los Océanos

 

   La celebración, hoy, 5 de junio, del Día Mundial del Medio Ambiente y, el lunes, día 8, del Día Mundial de los Océanos, lleva a la organización de defensa de los mares Oceana a denunciar "el grave deterioro de todos los mares y océanos europeos"

 

   Oceana la organización de defensa de los mares exige medidas inmediatas "para detener el colapso de sus recursos pesqueros, la destrucción de los hábitats marinos y la contaminación que afecta a sus aguas". Oceana señala que los mares europeos se encuentran entre los más dañados del mundo, lo que exige "acciones legales inmediatas y contundentes".

  

   De la importancia de los mares y su interconexión con el hombre hablan a las claras las 230.000 especies marinas catalogadas en todo el mundo. De estas, más de 31.000 habitan en aguas europeas. Y, sin embargo, esta valiosa biodiversidad está siendo arrasada por la contaminación y las agresiones físicas a los ecosistemas. Lo evidencian las palabras de Xavier Pastor, director ejecutivo de Oceana Europa: "Si a esto añadimos que el 88% de los stocks pesqueros están sobreexplotados, es lógico deducir que lo que urge son planes de gestión sostenibles y medidas que garanticen el cumplimiento de estas medidas".

   Los mares europeos reciben diariamente unos 275 vertidos ilegales desde buques; se tiran a la mar 55.000 toneladas de aguas oleosas, restos de hidrocarburos o sentinas; se impactan con el arrastre más de 350.000 hectáreas de fondos marinos y se extraen 20.000 toneladas de pescado, más otras 5.000 toneladas que se tiran por la borda (descartes).

   Al absorber millones de toneladas de dióxido de carbono, los océanos alivian el calentamiento global, pero esa capacidad de absorción se ve superada y, como consecuencia, aumentan las emisiones a la atmósfera, se elevan las temperaturas, se incrementa el deshielo y sube el nivel de la mar. Al introducirse agua templada se alteran las corrientes marinas y todo ello afecta al clima continental.

  Además, los cambios en la temperatura y la química del agua marina reducen la diversidad biológica y facilitan la aparición de especies invasoras. Se acidifica el agua por el dióxido de carbono que absorben los océanos, se destruyen ecosistemas y se ponen en peligro los arrecifes de coral y los organismos que necesitan el calcio para formar los esqueletos y caparazones (caso de los crustáceos). Los arrecifes albergan muchas especies comerciales o que son alimento de depredadores. Y, como trasfondo, su importancia en la formación de playas y el atractivo turístico.

 "Más de mil millones de personas en el mundo dependen para su supervivivencia de los recursos que se obtienen de los arrecifes de coral, por lo que su desaparición tendrá un serio impacto en su sustento de vida. Además, los arrecifes albergan una cuarta parte de todas las especies marinas conocidas, por lo que el aumento de las emisiones de CO2 y la consecuente acidificación de los océanos es un serio peligro para la estabilidad y la supervivivencia de estos ecosistemas", señala Ricardo Aguilar, director de investigación de Oceana Europa.

  Además del cambio climático, los océanos y mares europeos se enfrentan a problemas tan graves como la sobrepesca, la destrucción de hábitats, la contaminación, el cambio climático, etc.

 

 

 

05/06/2009 15:22. guillermo-jb2000 #. Ecología marina No hay comentarios. Comentar.

Derrame petrolero

20100502181927-plataforma-incendio6565.jpg

   No nos conformamos con “contaminar” los diferentes ecosistemas terrestres y ahora de nueva cuenta se da otra catástrofe ecológica por un derrame petrolero frente a las costas de EUA en el Golfo de México. Este accidente ya esta catalogado como “el peor accidente de este tipo en los EUA” superando por mucho al ocurrido hace algunos años en Alaska cuando el buque petrolero “Exxon Valdes” encayo y se dio un derrame petrolero de enormes dimensiones.

 

   Unos 1.000 barriles de petróleo diarios se estima que se están derramando cerca de la costa de Louisiana, Estados Unidos. El crudo proviene del pozo petrolero que alimentaba a la plataforma Deepwater Horizon, hundida el pasado jueves. Las autoridades estadounidenses han catalogado el derrame como "muy grave". 

   Aunque la Guardia Costera estadounidense había dicho el viernes que no se había detectado ningún derrame, las últimas evidencias sugieren que sí. El mal tiempo ha impedido los esfuerzos por controlar el derrame, proveniente del pozo dañado, que se localiza unos 1.525 metros bajo el mar.

   El oficial de la Guardia Costera Erik Swanson, dijo este domingo que las marejadas de hasta 2.1 metros hacían imposible los trabajos de contención, a unos 64 kilométros de la costa. El derrame se extiende hasta el momento en un área de 30 kilómetros cuadrados, 25 veces más grande de lo que se pensaba, dijo Mary Landry, almirante de la Guardia Costera. La noticia ha aumentado la preocupación sobre la posible amenaza ambiental al frágil ecosistema marino de la zona.

Imagen de foto satelital del derrame petrolero en costas de EUA

 

Image and video hosting by TinyPic

 

 

 

Hasta el momento se han recuperado alrededor de 1.052 barriles de agua mezclada con petróleo.
El servicio de Guarda Costa estadounidense dijo inicialmente que pensaban estar lidiando con los residuos de crudo que se encontraban en la superficie de la plataforma. "Además de eso, el petróleo está emanando del pozo, y eso es un gran cambio de la información que se tenía hasta ayer. Esto es un derrame muy serio", expresó Mary Landry.

 

Misteriosa explosión

   Once trabajadores siguen desaparecidos después de la explosión del pasado martes, que se produjo a unos 84 kilómetros de la ciudad portuaria de Venice, al sureste de Lousiana. El hundimiento de la Deepwater Horizon, ocurrió dos días después de la explosión, a pesar de los esfuerzos por controlar las llamas. La Deepwater Horizon, contratada por la empresa British Petroleum (BP), del Reino Unido, hacía tareas de exploración y perforación. La compañía británica dijo haber enviado numerosos barcos y equipamiento para tratar de contener el derrame mediante el cierre de las válvulas del pozo hundido. "Un gran número de ingenieros están trabajando junto al gobierno estadounidense, y cuentan con los mejor de la tecnología para solucionar este problema", dijo Doug Suttles, jefe de operaciones de British Petroleum. Aún se desconoce qué causó la explosión.

 

Fuentes y mas noticias:

http://www.aporrea.org/internacionales/n156015.html

http://www.univision.com/contentroot/wirefeeds/noticias/8200243.shtml

http://www.rtve.es/noticias/20100430/marea-negra-amenaza-costa-florida-que-decreta-estado-emergencia/329624.shtml

 

Videos derrame petrolero en costas de EUA en el Golfo de México:

 

 

http://www.youtube.com/watch?v=rZ3rSGfKCJQ

http://www.youtube.com/watch?v=fGs5SMw_RCc

http://www.rtve.es/mediateca/videos/20100430/luisiana-declarado-estado-emergencia-mientras-se-multiplican-esfuerzos-para-contener-mancha-petroleo/758873.shtml

 

 

Basura de plásticos seguirán aumentando

20130131221746-basuraplastico.jpg

   Un grupo de científicos australianos ha advertido de que los esfuerzos para eliminarlas serán inútiles. Las grandes concentraciones de basura en los océanos, llamadas también «sopas de plástico», seguirán aumentando en tamaño en los próximos 500 años a pesar de todos los esfuerzos por eliminarlas, ha alertado un grupo de científicos australianos.

   Erik Van Sebelle, que lidera el estudio elaborado para el Consejo Australiano de Investigación, ha explicado que laformación de estas masas de desperdicios es muy lenta, pero su presencia en los océanos tiene un impacto negativo a largo plazo.

   «Aunque dejemos mañana mismo de arrojar basura plástica a los océanos, estas masas seguirán creciendo en los siguientes 500 años», comentó Van Sebelle a la cadena australiana ABC.

   Las «sopas de plástico», que se forman por la acción de las corrientes superficiales, «crecen y crecen debido a la acumulación de todo el plástico que hemos arrojado anteriormente al océano y que aún no se ha acumulado en esos lugares», agregó.

   En 1997, el oceanógrafo Charles Moore descubrió la denominada «gran mancha de basura del Pacífico», la primera de su tipo, una zona de desechos que se extiende entre la costa californiana, rodea Hawái y llega hasta Japón.

   Las partículas de plástico a veces son tan pequeñas y ocupan áreas tan extensas que muchas especies de peces las confunden con plancton.

Fuente:  Internet (ABC España)

31/01/2013 15:18. guillermo-jb2000 #. Ecología marina No hay comentarios. Comentar.

Algas marinas

20171201020619-algas-la-huerta-del-mar.jpg

     Algas marinas. Son organismos autótrofos de organización sencilla, que realizan la Fotosíntesis, produciendo gran cantidad de oxígeno, el exceso es liberado al ambiente, por ello son consideradas como el pulmón del Planeta Tierra. Viven en el ambiente marino o en ambientes muy húmedos. Pertenecen al Reino Protista.

 

     Las Algas marinas están clasificadas dentro de un grupo de vegetales primitivos, dotadas de pigmentos que se clasifican en azules, verdes, amarillas, rojas o pardas. Estas viven y se desarrollan en aguas dulces, saladas o salobres, en cuanto al tamaño pueden ser microscópicas o gigantes (como las Laminarias), llegan a medir más de 50 metros.

 

 

Clasificación

Procariotas (Prokaryota, Bacteria s.l., Monera)

Eucariotas (Eukarya)

 

 

 

Biotipos

     Además de formas estrictamente unicelulares se presentan entre las algas formas coloniales o pluricelulares con estructuras y anatomías a veces convergentes que se suelen clasificar en los siguientes biotipos:

 

*Colonial. Pequeños grupos de unicelulares mótiles laxamente agregadas y más o menos regularmente dispuestas.

*Capsoide. Células poco numerosas encerradas en una cápsula mucilaginosa común.

*Cocoide. Unicelulares envueltas en una pared celular.

*Palmeloide. Células inmóviles y numerosas encerradas en una cubierta de mucílago.

*Filamentoso. Células formando un encadenamiento, a veces ramificado.

*Parenquimatoso. Células formando un talo, un agregado denso, pluriestratificado con algún grado de diferenciación celular.

 

 

 

Nutrientes y propiedades que contienen

*Vitaminas: Tiamina (Vit.B1), B-Caroteno (Pro Vit. A), Ácido Fólico. *Cianocobalamina: (Vit. B12) Inositol

*Minerales: Calcio, Fósforo, Hierro, Magnesio, Potasio, Sodio

*Aminoacidos Esenciales: Fenillanina, Lisina, Metionina, Treonina, Valina, Triptófano

*Aminoácidos no Esenciales: Serina, Cistina, Tirosina, Acido Glutamico, Prolina, Alanina

*Pigmentos: Ficosianina, Clorofíla, Carotenoides

 

 

 

Acciones principales

*Controla el Peso Corporal.

*Bio-Energizante de Alta Potencia

*Previene el Cáncer y el Envejecimiento

*Reductor del Colesterol

*Combate la Diabetes y la Anemia

*Complemento Nutricional

 

 

 

Propiedades

     Son ricas en oligoelementos, tales como el yodo, muy útil en los problemas del tiroides como es el hipotiroidismo; el calcio, el manganeso (antialérgico), potasio, hierro, etc. También son muy ricas en Vitaminas y provitaminas; tiene tanta Vitamina A como la Col, tanta Vitamina C como la Naranja; puede recomendarse en los niños con raquitismo y que requieran mayor fijación del calcio, contienen también Vitamina E, provitamina K antihemorrágica, así como las vitaminas del grupo B.

 

 

Créditos de la información:

https://www.ecured.cu/Algas_marinas

 

 

30/11/2017 19:06. guillermo-jb2000 #. Ecología marina No hay comentarios. Comentar.





"Aquí traducir blog/Here Blog Translate"


Archivos


"Suscribete aquí para recibir los nuevos temas"

Enter your email address:

Delivered by FeedBurner



"En el mundo no existen personas extrañas o desconocidas, simple y sencillamente se trata de amigos que aun no han tenido la maravillosa oportunidad de ser presentados"

¡Espero y que te encuentres muy bien! Salu2222222.

Educar, informar, transformar a una sociedad en constante movimiento se escribe rápido, pero representa un enorme reto, una gigantesca labor. ¿Qué tanto estamos dispuestos a contribuir desde nuestra propia trinchera de trabajo? ¡Tú decides!

Recuerda que este también es tu espacio y en el siempre encontraras algo nuevo, interesante o simplemente divertido.

El autor de esta bitácora, no ha participado en alguna matanza de animales durante sus viajes, su labor solamente se limita a la observación de organismos y al registro de datos oceanográficos.

¡GRACIAS POR TU VISITA!












http://guillermo-jb2000.blogia.com

Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
<